Ruinas de Quiriguá, Izabal Guatemala- Parte 3

Más tarde, en el año 738, el rey de Quiriguá, K´ak´ Tiliw Chan Yopaat, capturó al rey de Copán, Uaxaclajuun Ub´aah K´awiil y lo sacrificó en un ritual público. Mediante este hecho aseguró la independencia de Quiriguá y el control de las rutas comerciales. De esta manera se proclamó como la nueva capital de la región del sureste maya.

Durante los siguientes siglos, la arquitectura ceremonial de Quiriguá se limitó al Conjunto «A» en la cima de la colina y una amplia plataforma de tierra en el fondo del valle. Actualmente se tiene una estela que aún no ha sido descubierta, la cual se cree que se construyó en el año 455 por Tutuum YohI K´inich, quien es el segundo rey de Quiriguá.

Aunque se ha demostrado que el estado de vasallaje de Quiriguá continúa, ya que un monumento describe la supervisión de un artista en el año 480, por el entonces rey de Copán. Además, existen textos jeroglíficos que datan de 439, los cuales refieren a otros dos reyes de Quiriguá.

Sin embargo, es imposible descifrar sus nombres debido a que el texto presenta interrupciones.

Cabe resaltar que en Quiriguá existe un estrecho paralelismo entre la arquitectura y los monumentos del siglo V, así como los de Uaxactún en el norte de Petén, un sitio que cayó bajo el dominio de Tikal en el siglo IV. Gracias a esas semejanzas queda demostrado que Quiriguá permaneció fuertemente alineado con la gran red de alianzas de Tikal.

¿Qué Opinas?

Comentarios