La riqueza del Continente Americano

Fauna y Flora.

Como resultado del desconocimiento y la falta de contacto entre América y el resto del mundo, hasta 1492, la fauna y la flora de América pueden considerarse mayoritariamente autóctonas de la región.

Con la llegada del europeo nuevas especies se trasladan y se adaptan al continente, resultado en cruces que representarán el origen y la generación de nuevas variedades.

En los trópicos, Centroamérica, Las Antillas y la Selva Amazónica encontramos selvas impenetrables, con palmeras, helechos, caucho, cedro, caoba y numerosos árboles de maderas preciosas y orquideas.

La fauna de esta región se caracteriza por aves exóticas como, tucan, quetzal, colibrí, guacamayas, guajolotes, papagayos, felinos  feroces como el jaguar- y una gran variedad de monos y peces.

Son de gran interés la gigantesca anaconda, el perezoso, el cariblanca y los zaraguates, ocelote, tapir, oso hormiguero, maracaya, armadillo, el pez piraña, el delfín rosado y el manatí.

Las llanuras venezolanas y brasileñas con ricas productoras de granos, mientras que las pampas lo son de hierbas y árboles, que van desapareciendo a medida que se llega a la zona desértica.

La cordillera a su vez, al atravesar las tres zonas presenta tres regiones: bosques húmedos en Ecuador y Chile, los páramos de la altiplanicie y el desierto de Atacama en Chile, el que apenas cuenta con vida vegetal o animal.

En la región andina se encuentran la llam, la alpaca, la vicuña y el majestuoso cóndor.  El caballo, los cerdos, la vaca y la gallina, así como el café, la caña de azúcar y las naranjas, no son originarios de América, fueron traídos al Nuevo Mundo por los colonizadores; por el contrario el tomate, la papa, el chile, el cacao entre otros llevaron al viejo continente.

La vegetación característica de los climas templados, especialmente de la parte de Norteamérica son de bosques mixtos (como pinos y álamos) y son denominados praderas.

En las regiones polares se localiza una cubierta vegetal de línquenes, musgos a algunos pinos, indentificado como tundra.  En los hielos perpetuos es escasa la fauna, pero se caracteriza por aves como el pinguino, y osos blancos, morsas, focas y mamíferos acuáticos como las ballenas.

Por el contrario, en las zonas desérticas la vegetación es de menor altura, se caracteriza por bosques espinosos y plantas retenedoras de agua como el maguey y muchas caetáceas (cactos) exclusivas de Norteamérica.

¿Qué Opinas?

Comentarios