La Monja Blanca, Flor Nacional de Guatemala – parte 2

Historia de la Monja Blanca como Flor Nacional.

La historia de la Monja Blanca como Flor Nacional inicia a finales de 1933, durante una exposición internacional de flores en Miami Beach, Florida, al sureste de Estados Unidos.

Terminada la exposición, la señora Letitia Southerland, presidenta de ese evento, escribió una carta al presidente Jorge Ubico para agradecerle haber ordenado enviar un grupo de orquídeas.

Entre esas flores, escribía Southerland, destaca por su belleza una variedad alba de la virginalis forma alba -Monja Blanca-, y habiendo sido informada que Guatemala no tiene su flor nacional, sugirió respetuosamente que dicha orquídea sea tomada muy en cuenta (Grimaldi, 2001).

Esta sugerencia de la señora Southerland fue remitida a la Casa de Gobierno y al día siguiente se publicó un Acuerdo Gubernativo donde Ubico acuerda que la Monja Blanca, que se da en los bosques de Alta Verapaz, sea la Flor Nacional (Grimaldi, 2001).

Ante el peligro de su extinción, el presidente Juan José Arévalo emitió un Acuerdo Gubernativo en 1947 prohibiendo completamente la libre colecta y exportación de la planta, sus bulbos y sus flores, así como también la de todas las especies de la familia de las orquídeas.

Más tarde, la Monja Blanca también está incluida en la organización de Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, la entidad internacional que regula y controla la flora y la fauna en vías de extinción (Grimaldi, 2001).

La Monja Blanca es una variación de color o semialbinismo presente en la especie Lycaste virginalis (Archila, s.f.).

Aunque su descubrimiento para la ciencia se dio a mediados del siglo XIX, es una planta que ha sido utilizada por la cultura maya y asociada a rituales de fertilidad durante cientos de años (Archila, s.f.).

Con la llegada del comerciante inglés George Ure Skinner a Guatemala inició una historia de saqueo de materiales dentro de los que la especie en mención formó parte importante por sus flores llamativas.

Miles de éstas fueron saqueadas de los bosques guatemaltecos y enviadas a Europa.

Archila & Chiron (Archila, s.f.).

¿Qué Opinas?

Comentarios