Hombre Primitivo – Parte 1

Hombre primitivo

Se conoce como hombre primitivo (u hombre prehistórico) a cualquier hombre desde las civilizaciones primitivas hasta el hombre de la edad antigua. En otras palabras, el hombre es considerado primitivo hasta la aparición de la escritura.

Este hombre es aquel que ha vivido durante el periodo de la prehistoria en sus diferentes edades (edad de piedra y edad de los metales).

Por otra parte el término se les asigna a los primeros habitantes de la tierra que utilizaban su intelecto para reflexionar y sobrevivir.

Esto les permitía fabricar instrumentos para defenderse de animales, alimentarse y resguardarse del clima.

En sus denominaciones oficiales, son los conocidos “homo”. Dentro de esta gran cadena de “homos” a lo largo de la historia el hombre ha ido evolucionando progresivamente.

Muchas especies han surgido en el camino y, de hecho, se estima que existen muchos homos que aún no se han descubierto. Sin embargo se puede encontrar una progresión desde la prehistoria hasta la actualidad:

Los Australopithecus
El Homo Habilis.

El Homo Erectus. Muchos consideran que es éste el primer hombre primitivo por la evolución que adquirió su cerebro.

El Homo Neanderthalensis
Hombre de Cro-Magnon (Homo Sapiens)

Caractrísticas del Hombre Primitivo.

Rasgos o características físicas

De baja estatura
Su cuerpo era musculoso
Sus pómulos salientes
El pelo áspero y largo
Su frente estrecha y achatada hacia atrás
Tenían fuertes mandíbulas
Cejas grandes y prominentes (por el formato del cráneo)
Tenían una forma de caminar encorvada

¿Qué Opinas?

Comentarios