Características del hombre de Cromagnon – parte 1

El hombre de Cromagnon, o también conocido como homo sapiens.

El hombre de Cromagnon, o también conocido como homo sapiens (hombre que piensa), es el antepasado directo del hombre actual.

Se calcula que habitó la Tierra hace 40 mil años aproximadamente y era más avanzado que el hombre de Neanderthal, su antecesor.

El hombre de Cromagnon habitaba las zonas de Europa, Asia y África y era un experto cazador que logró adaptarse al medio ambiente.

Más adelante, con el inicio de la Edad de Piedra comenzaría a evolucionar y a adaptar nuevas formas de alimentación y supervivencia como la agricultura.

Principales características del hombre de Cromagnon.

Vivía en cuevas la mayor parte de su vida, aunque eventualmente se quedaba a la intemperie y armaba pequeños campamentos.
Era sedentario; una vez que encontraba un sitio propicio para la vida solía quedarse allí.

Tenía una altura de aproximadamente 1,85 m, un cuerpo robusto con nariz prominente y mandíbulas grandes.

El hombre era muy eficiente para la caza y la pesca, mientras que la mujer se encargaba de la recolección de frutos.
Tenía gran resistencia a cambios climáticos y temperaturas extremas.

Tenía la capacidad intelectual para comunicarse con un lenguaje, similar a como lo hacemos actualmente.
El hombre de Cromagnon ya se manifestaba artísticamente creando pinturas y esculturas en piedra, que generalmente representaban a los animales que cazaban.

¿Qué Opinas?

Comentarios